top of page
bg_textura_ipad 2_edited.jpg
  • ECM - UK

Indii, el café que ruge desde la Montaña

Indii significa tigre/tigrillo/jaguar en Me’phaa, lengua indígena de Guerrero. El depredador; que conforma el grupo de los felinos más grandes del continente americano, habita en las zonas serranas de Guerrero y tiene gran relevancia en la historia, la cultura y la biodiversidad del estado sureño.


Los guerrerenses asocian al mamífero con la fertilidad, la lluvia, la fuerza, la autoridad, el guerrero victorioso y la unión mítica entre la naturaleza y el hombre. En el estado existen escritos, códices y pinturas rupestres que revelan la existencia de lugares en los que se rindió tributo a esta divinidad felina.



Renace en las fiestas


Por su gran capacidad de adaptación, el animal se encuentra en regiones del sur de Estados Unidos y distintas partes de México. No obstante, su presencia ha disminuido considerablemente con el paso de los años. El poder del espíritu del jaguar retumba en los bosques, se camufla en la vasta selva, se sumerge en los ríos y reencarna cada año en las fiestas y celebraciones de Guerrero.


Durante los rituales agrícolas, el mamífero es el protagonista en las danzas de los Tlaminques o del Indii. Este baile es muy representativo en los pueblos Me’phaa. Está conformado por el jaguar y sus hijos, los ancianos y su perro, el burro, el zorro, el zorrillo, el jabalí, el armadillo, las moscas, los zopilotes; animales que habitan en las montañas, cada uno cumpliendo un papel importante en la representación.


En la danza se hace alusión a la situación que viven los pastores y campesinos en tiempos de lluvia, cuando el jaguar se convierte en una amenaza para los cultivos y los animales domésticos. Esto los motiva a salir en compañía del perro y del burro para cazar al enemigo. Sin embargo, esta misión se torna compleja, porque el mamífero es ágil y fuerte, obligando a los campesinos a unirse para lograr atraparlo. Las calles del pueblo se engalanan con estas representaciones y los niños y adultos se emocionan y lanzan su rugido en forma de grito: "na'kha indii"(ahí viene el jaguar).



Enlace entre dioses y mortales


El felino se considera un puente entre los hombres y los dioses pluviales que controlan el recurso hídrico, ya sea para beneficiar o perjudicar los cultivos. En La Montaña, en temporadas de fuertes lluvias se llevan a cabo rituales acompañados de música de viento, velas, flores, como ofrenda y agradecimiento por los alimentos, y las buenas y malas cosechas futuras.



Fotografías por: Facebook Danza de los Tlaminques -Barrio de Fátima-

6 visualizaciones0 comentarios

Commentaires


bottom of page